domingo, 9 de junio de 2013

ROCK AND ROLL

He bebido toda la noche veneno
engullendo la noche a cada trago,
en la música, 
en el humo azul,
en el cielo 
que se rompe en los tejados, 
negro, como el carbón 
que alimenta la caldera del infierno.

Los pasos cruzados,
los ojos turbios y ruinosos
lanzando miradas en dientes de sierra,
sesgados, 
atravesados
en la niebla 
que se condensa en el bar
y que se traga masticando.

Afilada la música trepa por el aire
hasta encaramarse por encima de nuestras miradas
ya tan torcidas que caen.

Caminaremos al amanecer derrotados,
como niños autistas
silenciando pensamientos desordenados,
descoloridos, 
desbaratados, 
como los pensamientos ahora
que rasgan la mente sabiéndose sucios.





De mi poemario inédito "Poemas enlatados"
Foto-Ilustración: José G. Cordonié


2 comentarios:

  1. Como lo disfruto José, cada poema es un mundo desbaratado y armónico, rico y personal, eres un gran poeta!!

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias, Maica. Tus palabras siempre dan ánimos y ganas de seguir..,

    ResponderEliminar