jueves, 2 de mayo de 2013

ENTONCES SOÑAMOS



El horizonte parecía un cuadro de Rothko
y tus manos estaban templadas en esa noche
que se adentraba, desangrando su luz
en el campo extendido en una llanura amplia,

como los sueños dibujados con el dedo en el aire,
como las palabras acariciadas en el borde de la boca,
como la risa tendida en la parte más cálida del viento.

                                      Entonces soñamos...
Una vez  más soñamos.

Fue una constelación de deseos fusionados
al mismo ritmo que nuestros latidos,
dando el pulso a la electricidad
para iluminar las ciudades imaginarias
por donde paseamos de la mano.

Compartimos sueños.
Una vez más, soñamos...

... lo más dulce de un pomelo,
lo más salado del chocolate.




De mi poemario inédito "Poemas de Luz Eléctrica"
Fotografía: José G. Cordonié

No hay comentarios:

Publicar un comentario