martes, 30 de abril de 2013

PANGEA



Cuando en la Tierra había sólo un continente,
La Coruña y New Orleans eran el mismo pueblo,

antes de que se hablara de la deriva continental,
antes de que las placas tectónicas tuvieran movimiento,
antes de que un océano las hiciera divisibles,

había la misma sangre, el mismo tejido en las almas,
los mismos sueños unidos por los hilos invisibles
que se destilan en la esencia del jazz
o del rhythm and blues. Entre Galicia y Louisiana

un silbido en el aire sostenido por las miradas cruzadas
en las arterias azules del Mardi Gras.

Louis Armstrong lo supo y la Meiga del Vudú,
cuando se midió de la trompeta a la gaita
un colosal océano que las separara,

antes de que se destilaran los aguardientes
antes de que fueran débiles nuestras mentes.






de mi poemario inédito "Los Cantos del Inframundo"

Foto: José G. Cordonié (calle de La Coruña).

2 comentarios: